Ruta La Vega a Torres de Campo

El final de esta ruta (Torres de Campo) está muy próximo a nuestra Casa rural Mirador de Liébana, por lo que es posible hacerla en sentido inverso terminando en Vega de Liébana.

Para ello se deberá coger el camino que sale a la derecha, dirección La Vega de Liébana,  a 1 kilómetro de Toranzo.


 

Desde La Vega parte el antiguo camino hasta Bores y el barrio de Campo. La ruta se inicia ascendiendo a las ultimas casas que nos encontramos en la salida de la localidad, camino del puerto de San Glorio. Muy pronto y a la derecha del camino, en un prado, podemos acercarnos hasta la ermita, de Santa Inés, donde se encuentra el mojón que divide los términos de La Vega y de Bores. Dicha ermita, pertenece al concejo de Bores.

Vega de Liebana

Continuamos por el camino, contemplando al SO la altiva Peña Bricia, mientras las encinas comienzan a aparecer en la ruta. Hemos pasado por la Oliva y por el Abanejo; en este último lugar, se ven los restos de antiguos muros.

Llegamos poco después al Barranco de Santa Eulalia, dando vista al este, al pueblo de La Vega, al suroeste, Pico Jano y la ColIada Salce y, al noreste, la cumbre nevada de Peña Sagra. El río Quiviesa discurre junto a la carretera, y el murmullo de sus aguas nos acompaña hasta una pequeña poza, a la derecha del camino; la fuente de Las Legañas.

Pronto, damos vista al pueblo de Pollayo, con su iglesia parroquial cerca de aquí el camino se bifurca; al suroeste, nos lleva al pueblo de Bores y, al norte, al barrio de Campo, donde se encuentran las torres medievales. Seguimos en dirección al barrio de Campo y a escasos metros llegamos a Santa Olaja, donde se encontraba la antigua iglesia parroquial de Bores.

Aún se apreciados restos de sepulturas medievales, así como la existencia de un posible túmulo anterior. Pasamos después por el lugar denominado la Capilla, para enseguida contemplar las dos torres medievales de Campo, separadas por el camino y, en el interior de fincas cercadas.

Parece ser que las mandó construir el Marqués de Santillana, don Iñigo López de Mendoza, en el siglo XV. Las torres de Campo, pertenecieron a los Mendoza y se citan romo propiedad de don García Campo La Lama, en el año 1624, donde en un testamento se cita también a la iglesia de Santa Eulalia de Bores.

La primera de las torres, a la derecha, se encuentra sin esquinales y tiene la puerta orientada al norte; la otra torre, se encuentra a cien metros de la anterior, y está en mucho mejor estado de conservación.

Fuente: Ayuntamiento Vega de Liébana